miércoles, 9 de marzo de 2011

Película EL POZO


Hablamos de autismo y cine con Natalia Denegri, protagonista del film argentino "El pozo"
PDFImprimirCorreo electrónico
Escrito por © Cynthia García Calvo (Argentina)-NOTICINE.com   
Miércoles 23 de Febrero de 2011 12:40
Natalia DenegriSe estima que el 1% de la población mundial padece TGD (Trastorno Generalizado de Desarrollo), lo que popularmente se conoce como autismo. Pese a que nadie desconoce este síndrome, es realmente poco lo que realmente se sabe sobre ello a través del cine. "El pozo", una producción argentina de San Luis Cine y Aporia Producciones S.A., busca echar un poco de luz sobre el tema, narrando la problemática que se instala en el seno de una familia.

Dirigida por Rodolfo Carnevale, acaba de completar su rodaje en la provincia de San Luis, contando con un elenco compuesto por intérpretes reconocidos como Patricia Palmer, Eduardo Blanco, Adriana Aizenberg, Dora Baret o Juan Palomino. A ellos se suma la debutante en cine Natalia Denegri, un nombre que remite al escandaloso Caso Coppola, que en los años 90 copó la atención de los medios argentinos.

Pero el tiempo ha pasado, y Denegri se ubica en las antípodas de aquella adolescente que formó parte de la primera generación de los llamados personajes mediáticos. Con 33 años, asume su primer rol en cine justamente tratando un tema que la involucra desde hace años, ya que es madrina de AUPA, la Asociación y Unión de Padres de Niños y adolescentes con trastornos generalizados del desarrollo.

Denegri habló en exclusiva con NOTICINE.com sobre esta película que prevé su estreno para mayo, su intención de utilizar su llegada a los medios para difundir el tema del autismo y su anhelo de forjarse una carrera como actriz.

- ¿Cómo se relaciona con el tema del autismo?

Yo soy madrina de AUPA desde hace más de tres años, y estoy en contacto permanente con chicos que padecen TGD, comúnmente llamado autismo. La presidenta de Aupa, que tiene una hija con autismo, es amiga mía, entonces me empecé a interiorizar sobre qué era el autismo, cómo viene, por qué no tiene cura, por qué son chicos que necesitan asistencia médica de por vida. Entonces me ofrecieron ser madrina de la institución. Utilicé "mi llegada a los medios" para ayudar a conseguir un terreno, que es lo que necesitaban para poder construir un hogar polifuncional para que estos chicos puedan vivir, porque el tema es qué hacer cuando los papás ya no están más. El poder haber actuado en una película justamente sobre autismo para mí es súper importante.

- Cuénteme cuál es la historia de esta película.

Es la historia de Pilar, que vive con los papás, que son interpretados por Eduardo Blanco y Patricia Palmer. Ella empieza a tener ataques, y llega un momento en que la situación es insostenible. Tiene un hermanito, que es un chico "normal", que comienza a ver ese fuerte rechazo que se genera en la sociedad, cuando vienen sus compañeros de la escuela. Y se empieza a generar una problemática en la familia porque la mamá no quiere internarla, y el papá sí.

- ¿Cómo llega puntualmente la propuesta de tener un rol dentro de la película?
El director sabía que yo había estudiado teatro con Dora Baret, quien justamente también está en la película. Se presenta a AUPA hace como un año y medio porque primero la película se iba a filmar en Buenos Aires e iban a usar las instalaciones de AUPA para hacerlo. Y venía viendo por televisión mi lucha para conseguir el terreno para hacer un hogar para que estos chicos puedan vivir, que gracias a Dios lo conseguimos y lo estamos construyendo en Escobar. Y ahí me propone tener un papel en la película haciendo de terapeuta.

- Con el rodaje ya finalizado, ¿cuál es el balance que hace de esta primera experiencia en cine?
Fue una gran experiencia, fue un gran aprendizaje. Se trabajó muchísimo desde el amor para poder reflejar al espectador el sentir del chico con capacidades diferentes. Y me llevo una sensación de mucho afecto y amor. De haber estado en contacto con tantos chicos de capacidades especiales que actuaron también en la película, como son los chicos Down. Agradezco a Dios el haber podido compartir tantos momentos inolvidables y aprender tanto de personas con mucha calidad humana, que son también excelentes actores y muy buenos compañeros. Y el poder mostrar una de las tantas historias que pertenecen al ser humano. Siempre digo que se tocan las emociones universales.

- Estando tan interiorizada en el tema, ¿piensa que la visión del director es acertada?
Estuvo muy bien tratado, muy bien cuidado. Aparte se basa un poco en la historia personal del director, quien tiene un hermano autista. Para mí fue una experiencia muy enriquecedora.

- ¿Cómo espera que lo reciba el público?
Nosotros ya estamos muy felices con todo lo que hicimos. Ojalá el espectador lo reciba bien. Es un gran mensaje de amor, de tomar conciencia de lo que realmente es el autismo, que no todo el mundo sabe qué es.

- ¿Qué es? ¿Cómo lo definiría?
Es un trastorno generalizado de desarrollo. Son chicos que tienen un grave problema con la comunicación, que sienten de forma diferente. Tratamos también con esta película de meternos en la imaginación, y a través de eso poder mostrar el mundo interno del chico autista.

- La película más famosa que ha tratado el tema es "Rain Man", ¿qué le parece?
La vi de niña. Hay chicos que son muy inteligentes como el de "Rain Man", pero no se pueden expresar de otras maneras, no pueden interrelacionarse con las demás personas.

- Tras este debut en cine, ¿de qué manera se plantea su carrera?
Me encantaría seguir haciendo cine, es más, no quería que se terminara el rodaje. Me encantaría también hacer una tira de televisión. Siempre quise ser actriz y para eso me preparé. Para eso estuve estudiando. Ojalá pueda seguir transitando ese camino, desde un lugar más serio y comprometido.

- ¿Cómo cree que puede repercutir en su carrera el famoso escándalo por el que su nombre saltó a la fama?
Es algo que quedó súper atrás. Ya han pasado 15 años. La gente casi no se acuerda de todo eso. Y sí se acuerdan ven que era una chica adolescente que evolucionó.