martes, 5 de abril de 2011

MUCHO CUIDADO CON LOS NUEVOS TRATAMIENTOS


Tratamientos se muestran prometedores para reducir los trastornos de conducta asociados al autismo, pero algunos tienen efectos secundarios significativo

lunes, 4 abril 2011, 19:34
PRNewswire

ROCKVILLE, Maryland, 4 de abril de 2011 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- Varios tratamientos médicos y conductuales se muestran prometedores para reducir ciertas conductas en los niños que padecen trastornos del espectro autista (ASDs, por sus siglas en inglés), pero se necesita más investigación para evaluar los potenciales beneficios y daños, de acuerdo a un nuevo informe financiado por la HHS' Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia para la Investigación y Calidad en la Atención a la Salud del Ministerio de Salud y Servicios Humanos). Los resultados de la investigación fueron publicados online la publicación especializada Pediatrics.
El informe comparativo sobre efectividad mostró que dos medicamentos comúnmente utilizados - la risperidona y el aripiprazol - son beneficiosos para reducir algunas conductas, incluyendo la angustia emocional, agresión, hiperactividad y automutilación. Sin embargo, estos medicamentos están asociados con efectos secundarios significativos, tales como un rápido aumento de peso y aletargamiento. La encuesta encontró que ningún medicamento utilizado para los ASDs mejoró las conductas sociales o las habilidades de comunicación. El informe también concluyó que diversos medicamentos se mostraban prometedores y que deberían ser estudiados más exhaustivamente, pero que la secretina, que ha sido estudiada en profundidad, no demostró ser efectiva.
Los niños con ASDs tienen dificultades en la interacción social, conducta y comunicación. Algunos niños que padecen ASDs pueden también tener un deterioro en sus capacidades cognitivas y percepción sensorial. Sobre la base de evidencia limitada, las intervenciones conductuales también se mostraron prometedoras para mejorar algunos síntomas y conductas, pero los efectos variaron. Por ejemplo, el estudio encontró que las intervenciones conductuales y evolucionistas intensivas y tempranas parecieron mejorar el desempeño cognitivo, las capacidades de lenguaje y la conducta adaptativa en algunos grupos de niños.
Otras intervenciones enfocadas en la capacitación parental y terapia conductual cognitiva, podrían resultar de utilidad en niños con ASDs para mejorar la comunicación social, el uso del lenguaje y, potencialmente, la gravedad de los síntomas, afirmaron los investigadores.
"Los trastornos del espectro autista resultan frustrantes y desafiantes para los pacientes, sus familias y las personas que se ocupan de atender su salud", afirmó la Directora de la AHRQ, Carolyn M. Clancy, M.D. "Este informe ayudará a los padres y los facultativos a entender sus opciones y diseñar un curso de tratamiento que sea coherente con sus objetivos y valores".
Los investigadores del Vanderbilt Evidence-based Practice Center (Centro Vanderbilt para la Práctica basada en la evidencia) de Nashville, Tennessee, que prepararon el informe para la AHRQ, notaron que se necesita continuar con las investigaciones para identificar cuáles niños tienen posibilidad de beneficiarse a partir de intervenciones particulares. Los autores también fueron críticos del hecho de que los estudios actuales contengan pocas comparaciones de intervenciones médicas con intervenciones conductuales, así como de combinaciones de ambas, a pesar del hecho de que la mayoría de los niños son sometidos a múltiples tratamientos en forma simultánea.
Debido a estas limitaciones en la evidencia disponible, los investigadores no pudieron comparar los tratamientos y las intervenciones entre sí. Asimismo, notaron que cada caso de ASD es diferente y no les fue posible determinar si un tipo de tratamiento es mejor que otro.
Los ASDs - que incluyen el trastorno autista, el síndrome de Asperger y el trastorno general de desarrollo no especificado - afectan a aproximadamente 1 de cada 110 niños de Estados Unidos. Los objetivos de tratamiento para los ASDs a menudo se enfocan en mejorar la comunicación social y abordar ciertas conductas. Otros tratamientos también apuntan a la ansiedad, las dificultades en la atención y las dificultades sensoriales. Los objetivos para el tratamiento a menudo son diferentes en cada niño.
El informe, Comparative Effectiveness of Therapies for Children with Autism Spectrum Disorders (Comparación de la efectividad de las terapias para niños con trastornos del espectro autista) es el más reciente estudio comparativo sobre efectividad divulgado por el programa Effective Health Care (Atención Efectiva a la Salud) de la AHRQ y está disponible en http://www.effectivehealthcare.ahrq.gov/index.cfm/search-for-guides-reviews-an d-reports/?pageaction=displayproduct&productid=656. El programa Effective Health Care patrocina el desarrollo de informes basados en la evidencia y evaluaciones de tecnología para asistir a las organizaciones del sector público y privado en sus esfuerzos por mejorar la calidad de la atención a la salud en Estados Unidos. El programa, autorizado por la Medicare Prescription Drug, Improvement and Modernization Act (Ley Medicare para Prescripción de Medicamentos, Mejora y Modernización), representa un importante esfuerzo federal para comparar tratamientos alternativos para las enfermedades y dar pública divulgación a las conclusiones. El programa intenta ayudar a los pacientes, los médicos, las enfermeras, los farmacéuticos y otros a elegir los tratamientos más efectivos. Si desea más información, ingrese a http://www.effectivehealthcare.ahrq.gov/.
Agency for Healthcare Research & Quality. Copyright (c) 2011 PR Newswire Association LLC. Tous droits réservés.