miércoles, 14 de diciembre de 2011

INTEGRACIÓN Autonomía plena para las personas con síndrome de Down
El Ayuntamiento y Repsol financian un programa de emancipación
JAVIER BECERRA
A CORUÑA / LA VOZ
12/12/2011

«Cada vez hay menos prejuicios. Parecía que no podrían ir a escuelas ordinarias y van. Parecía que no podrían ejercer empleos comunes y lo están haciendo. Ahora veremos que pueden vivir solos». Ese es el estado de ánimo de Ricardo Santos, presidente de la Asociación Síndrome de Down Coruña de cara al Programa de Viviendas Independientes Transitorias. En él se persigue que personas con el síndrome de Down adquieran las habilidades necesarias y la autonomía plena para poder vivir independientemente en un entorno normalizado.
El plan, que cuesta 9.000 euros y está financiado por Repsol y el Ayuntamiento, se desarrollará en una vivienda en el Barrio de las Flores. Tal y como indicó Santos, se trata de un piso de tres habitaciones en el que podrán estar tres personas simultáneamente.
Se trata de períodos de convivencia en el piso a lo largo de tres fases: siete días en un primer momento, un mes en una segunda fase y tres meses en la tercera y última etapa. «Se prevé que en todo el año puedan pasar hasta nueve personas», sostiene Santos, que explica que la filosofía del programa pasa por una tutela que paulatinamente desaparecerá hasta la emancipación plena. «Los primeros que verán que todo es normal son los vecinos. La ausencia de noticias será la demostración», augura.
De 18 a 35 años
Para poder participar en el programa se exige que la persona tenga entre 18 y 35 años, que trabaje o esté en búsqueda activa de empleo y reúna unas habilidades mínimas «que casi todos tienen», apunta el presidente de la entidad.
Carlos Negreira subrayó la importancia de esta iniciativa, tanto para las personas son síndrome de Down como para sus familias: «Tienen que aprender que no deben estar siempre encima y confiar en sus capacidades». En ese sentido, el alcalde prometió «un total apoyo a todo lo que suponga integración», ya que considera que es «un reto para todos».
Por su parte, el director delegado del complejo industrial de Repsol en A Coruña, Luis Felipe Llamas, afirmó que «la integración plena debe ser una meta para alcanzar».