miércoles, 28 de diciembre de 2011

Familiares de autistas critican el uso inadecuado del término

Las declaraciones en las que el Partido Popular tacha al Gobierno regional de "autista", fuertemente criticadas

DAVINIA SUÁREZ Cualquiera de las definiciones que la Real Academia de la Lengua Española da al término "autismo" hacen única referencia a las distintas variantes de una patología que no sólo afecta a aquellos que la sufren sino también a los familiares y a todo aquel que acompaña durante la vida al afectado. El trastorno, que se caracteriza sobre todo por una incapacidad para relacionarse adecuadamente con los demás y por ciertas dificultades en el comportamiento, no es para tomárselo a broma. ¿Pueden los políticos permitirse la licencia de utilizar estos términos en otros contextos?

Los lectores de laprovincia.es consideran que las declaraciones de la portavoz del Partido Popular canario, Australia Navarro, no sólo son "una falta de respeto" hacia todos los que sufren este síndrome sino que además propician la perpetuidad de un "mito" que relaciona a la persona autista con "aquellas que viven aisladas en su mundo porque son incapaces de sentir".

"Las personas con autismo sienten, interactúan, se comunican ?con o sin lenguaje-, comparten y son luchadores natos que se esfuerzan a diario", destacan algunos de los mensajes que se han recibido en la redacción de este diario sobre las declaraciones de la representante popular.

Desde la Asociación de Personas con Autismo de Tenerife, Apanate, se recalca que el uso del término "autista" en dichas declaraciones "tiene un significado intolerable e irreal, que daña la sensibilidad de las personas que vivimos día a día, hora a hora, con personas con TEA (Trastornos del Espectro Autista)". Esta asociación que tiene como objetivo promover el bienestar y la calidad de vida de las personas con autismo, aconseja en uno de los mensajes recibidos el uso del término "de una forma más informativa-real para que la sociedad sea consciente de lo que significa y conlleva".

Y no son los únicos. Desde el pasado septiembre el grupo  "Acciones contra los mitos del autismo", creado por diversos colectivos, inició una campaña destinada a conseguir "un tratamiento digno del autismo, sin mitos ni usos peyorativos" motivada por el uso cada vez más común del término "autismo" desde un punto de vista puramente despectivo en la sociedad y en los medios de comunicación.

"Una enérgica protesta" es la respuesta de muchos de los lectores de laprovincia.es a este uso inadecuado y al "abuso" del término en este caso por parte de los representantes políticos. Olga Rodríguez recuerda a los políticos que "la persona con autismo no elige tener dificultades y sin embargo lucha por superarlas. Otros en cambio llevan años estudiando y siguen sin aprender a respetar a los demás".

Una sociedad bien informada sobre el significado del término autismo facilitará a las personas que lo sufren el tener "una inclusión real y efectiva en todos los ámbitos de la sociedad y por tanto, una mejor calidad de Vida" y esa es la única reclamación que se solicita desde numerosos sectores.