miércoles, 28 de diciembre de 2011

Padres y autismo


Una mamá contra el autismo

Todo empezó con una pulsera: Jeannie Pascual Cornwall pretendía venderla en los mercadillos benéficos y recabar fondos para la asociación en la que participa desde hace años, creada para ayudar a las familias con niños autistas. Lo que nunca imaginó es que se convertiría en un complemento de moda y la impulsaría a la creación de una marca. Así nació "amibola".


Jeannie es diseñadora textil y madre de un niño con autismo. Dibujó aquella pulsera de colores y el boca-oído hizo el resto. Se dio cuenta de que tenía potencial y comenzó a idear una marca y nuevos diseños. Es probable que hayas visto en algún complemento el logotipo de "Amibola" y no supieras que se trata de productos cuyos beneficios de venta, todos, se destinan a la asociación Aleph-TEA.La Asociación Libre para la Educación Personalizada y Humana de los Trastornos del Espectro Autista puso a funcionar su primer aula en 2004, en la que estaba el hijo de Jeannie, y en 2007 fue declarada "de utilidad pública". En su centro escolar crecen y aprenden 35 niños con trastornos de autismo, y además ofrece apoyos y servicios tales como ocio, naturaleza, formación a profesionales...
[Relacionado: La mujer madre de... un muñeco]
Impedimentos del habla y el lenguaje, dificultad para relacionarse con los demás, problemas del desarrollo... El autismo es uno de los trastornos psicológicos que más se asocian a la infancia, y aproximadamente afecta a cuatro de cada 10.000 personas (aunque depende del método de diagnóstico que se utilice). La Asociación busca, entre otras cosas, sensibilizar a la sociedad sobre la diferencia y las formas de integración de estos niños.
Jeannie ha encontrado una manera solidaria de ayudar, con sus conocimientos profesionales, al bienestar de estos niños. ¿Qué os parecen los complementos? Con "Amibola" parece reivindicar, de algún modo, que todos somos diferentes y especiales.