sábado, 18 de febrero de 2012


Guias para el lenguaje

Las palabras que utilizan las personas pueden ayudar a los individuos a llevar vidas mas enriquecedoras y completas. Pero, tambien pueden crear barreras y reforzar estereotipos. El objeto de estas notas es asegurar el correcto uso del lenguaje cuando se habla o escribe sobre los individuos con sindrome de Down.
El nombre correcto de este diagnostico es sindrome de Down. No hay apostrofe y la “s” no va en mayuscula.
El individuo con sindrome de Down primero es un individuo. El enfasis debe ser en la persona, no en la discapacidad. Sindrome de Down es solo una de las muchas palabras que pueden utilizarse para describir a un individuo. El “niño con sindrome de Down” es un termino mas apropiado para discutir sobre una persona con esta condicion.
Las palabras pueden crear barreras. Trate de entender que un niño es “un niño con sindrome de Down” o el adulto es un “adulto con sindrome de Down.” Una persona con sindrome de Down no es “ un Down.” Los niños con sindrome de Down crecen para ser adultos con sindrome de Down y no siguen siendo “eternamente  niños.”
Es importante utilizar la terminologia correcta.  La persona tiene retardo mental, en lugar de” sufre de”, “es una victima de”, “esta enferma de” o “esta afligida por.”
Preguntese si esta en el mejor interes de un individuo con sindrome de Down referirse a el/ella en los terminos de “pobre”, “que pena” o “desafortunado”.
Cada persona tiene sus propias fortalezas, capacidades y talentos. Trate de no utilizar clichés que son muy comunes cuando se describe a un individuo con sindrome de Down. Es degradante asumir que todas las personas tienen las mismas caracteristicas o habilidades. Esto refuerza el estereotipo de que “todos los niños con sindrome de Down son iguales.”
Lo mas importante es mirar a la persona como un individuo: su hijo, un miembro de la familia, su estudiante, su amigo. Reconozca con orgullo su individualidad y logros.